Eme Malagracia. Trilogía del Bicentenario

 
 
STATEMENT

Encerrado y sin la posibilidad de poder salir con normalidad desde el mes de marzo del 2020, decidí estudiar la llegada del coronavirus al Perú, a partir de diversos archivos proporcionados por los medios de comunicación visual, debido a que no había otra forma de enterarme de lo que sucedía afuera.

 

De esta manera, terminé formulando mi propuesta artística a partir de nuevas formas de escribir y producir imágenes, con referencia al relato histórico reciente, generando nuevos métodos para entender la historia. En esta serie de sustancias visuales observarán 'decolografías', dibujos y acciones en el espacio urbano, que transitan de la representación a la acción y viceversa.

 
 
PARTE 1. VENTANA DEL CAOS: LIMA EN TIEMPOS DE COVID-19

Esta propuesta artística está enmarcada en la corriente del arte de archivo. En particular, la metodología empleada es la de ordenar y agrupar imágenes extraídas del magma del archivo que hoy podemos encontrar explorando en el ordenador, viendo la televisión o accediendo al periódico del día a día. Después viene la subversión de la imagen impresa por medio de solventes, y finalmente la aplicación de pigmentos para amalgamar el nuevo archivo desquiciado, lo cual da origen a la 'decolografía', que consiste en la deconstrucción visual de imágenes proporcionadas por los medios de comunicación visual.

 

La 'ventana de caos' es una forma de sublevación ante la información propagada tras la llegada del SARS-CoV2, es un modo de reconstruir una historia contada de manera precipitada por los medios de comunicación y manipulada por las figuras del poder de turno en el gobierno peruano. Finalmente, considero que la llegada del covid-19 develó una crisis histórica en el Perú, que es imprescindible mirar desde el arte, para dar un registro a futuras generaciones.

La obra de Eme Malagracia aborda, mediante una técnica experimental de grabado y pintura, los temas socioculturales recurrentes en Lima en tiempos de covid-19, los cuales se difunden por diferentes medios de comunicación. Esta técnica que el artista denomina “decolografía”, le permite llevar otro mensaje al espectador mediante textos y composiciones gráficas, que le dan un nuevo sentido a la noticia. El nuevo significado va más allá del solo hecho de informar, la obra busca reflexionar sobre lo que se dice y se hace. Es una suerte de escepticismo crítico hacia la realidad que se presenta en los medios. (Piter Alexander Martínez)

 
 
PARTE 2. En el hocico del Bicentenario. Acción artística

Después de 200 años de "libertad", me preguntó qué significa ser libres en una sociedad como la nuestra.

 

La pregunta en esta obra es: ¿Qué significó ser peruano 200 años atrás y qué significará de ahora en adelante? ¿Vendrán cambios?

 

El Hocico del Bicentenario es una acción realizada en la avenida Paseo Colón, frente al Museo de Arte de Lima, el 28 de julio del 2021. 

 

Coincidieron con la época de la pandemia, los planes de restaurar el patrimonio histórico con miras al Bicentenario y las diversas protestas y manifestaciones políticas ocurridas en el 2020 y el 2021. Observé un corpus estético visual que se repetía en todo Lima: casi todas las esculturas "hegemónicas" estaban envueltas. Independientemente de que me desagrade o no, ha sido simbólico el hecho de que no se pudiera ver el patrimonio histórico por el motivo que fuese. Me encantaron. Cada obra, bañada por una tela elegida sin sentido, cobraba una gran carga estética que no sé cuántos habrán advertido en Lima, pero que, si lo hubiese visto Christo, se habría espantado de pensar que alguien le estaba copiando su obra.

 

La bandera que traigo puesta durante la acción, es un pabellón nacional, es decir una bandera que sólo puede ser usada por las instituciones públicas del estado peruano. Este objeto fue encontrado en el basurero de una de las instituciones del centro de Lima. El acto de poner esa bandera encontrada en la basura al lado de las esculturas envueltas de manera aleatoria con telas, desquiciaba la realidad a la que los peatones estaban acostumbrados en estas calles. Muchos de los que jamás habían levantado la mirada hacia las estatuas, envueltas o sin envoltura, ahora las advirtieron, tomaron fotos y se detuvieron a mirar la acción.

 

Estas ultimas semanas he estado reflexionando sobre las protestas. Me pregunto por qué todos los que protestan tienen banderas nuevas, impecables, muchas veces compradas en el acto alrededor de los lugares donde transcurren las manifestaciones. Parece que la protesta es corrompida por la mercadotecnia. Hubiera sido más poético si todos sacaran las banderas que guardan en sus casas, sucias, corroídas por el paso del tiempo. Tal vez serían protestas mas autenticas.

 
 
PARTE 3. FARDOS CONTEMPORÁNEOS
Existe una genealogía de los fardos funerarios en Perú, que deja como apertura un símbolo histórico, el cual de manera singular viene repitiéndose en épocas o contextos de crisis. Sujetos peruanos están envueltos en contenedores que ocultan sus cuerpos difuntos, y que también encubren la mortalidad del ser humano y su próximo estado de desechabilidad. 
 
El fardo retorna al Perú en la actual pandemia y se repite en una nueva forma histórica. 
 
 
EME MALAGRACIA
Eme_Malagracia

Joven artista peruano, nacido en 1993. En la actualidad explora las corrientes del arte de archivo, el expresionismo, el happening y la apropiación de espacios urbanos abandonados, así como la inserción de elementos simbólicos de la cultura peruana como las banderas nacionales y los fardos funerarios con el objetivo de cuestionar la idiosincrasia peruana en tiempos del COVID-19.

CONVERSATORIO SOBRE EL PROYECTO “TRILOGÍA DEL BICENTENARIO”. Participan: Eme Malagracia (Perú, autor del proyecto) y Carlos Zevallos Carrillo (Lima, artista visual).